25/7/19

Iris... historia de un amor especial y su recuerdo.

Mi hermana Tania, siempre bromea conmigo al respecto: "Tu pasión por los American Cocker Spaniel, te hace distinguir 1 y emocionarte, por más feo que esté y aunque lo veas a cientos de metros de distancia!" y sí, es por completo cierto.

Me apasiona tener mascotas, especialmente perritos y en particular, la raza mencionada arriba. A lo largo de mi vida he tenido 3, Canelo, cuando era niña, que sólo vivió conmigo un par de meses pues se perdió y jamás lo encontramos aunque mis papás y yo lo buscamos durante mucho tiempo; siempre he deseado que haya tenido una larga y feliz vida. Después, llegó Fidji, que pasó 14 años maravillosos junto a mi familia y a mí, más adelante conviví con Droopy, que era el Bichon Friseé de mi hermano menor, y ya, aquí en Holanda, tuve a Iris, mi adorada perrita que compartió montones de aventuras, risas y cariños durante 13 años y que partió definitivamente el 25 de enero de este año.

Después de haberle cortado el pelo en casa, lista para el calor, en 2017.
Iris fue la compañerita perruna ideal durante las diversas operaciones de espalda que me hicieron a lo largo de 10 años, pues siempre fue sumamente alegre y era muy bien portada, además le encataba la gente y recibir visitas en casa y jamás molestó a nadie. Su único defecto fue ser alérgica al plástico y por eso sólo podía jugar con cuerdas como la que tiene en la foto y ponerse muy nerviosa con los fuegos artificiales de fin de año (la única fecha en la que están permitidos en este país).

Cuando estaba en México y vi una muñequita rubia, de inmediato pensé en tenerla para nombrarla en honor a mi adorada mascota y así llegó a mi colección:

Foto profesional de mi mascota cuando tenia 1 año y
mi muñeca mexicana marca (Julieta Pérez, 2019), con atuendo original de fábrica.
Y como mi Iris "Tutita", así le llamaba de cariño o "Irisje" (traducción del holandés: pequeña Iris y se pronuncia: /Irisshhe/), siempre está en mi corazón, pues me llevé a mi nueva muñequita con su nombre a pasear conmigo el día de mi cumpleaños a un museo maravilloso junto con una muy querida amiga, Lety.

El sitio es de ensueño, muy al norte del país, pero es la reconstrucción perfecta de cómo se vivía en otras épocas.

Y cada elemento es auténtico, transportado especialmente de su lugar de origen al Zuiderzeemuseum, para su exhibición.

Por supuesto, le hice un suetercito y gorrito especiales para el paseo, ya que a finales de marzo aún hace frío.

Interior de la casa del pescador Piet Peereboom y su esposa Geertje de Jong, que vivían ahí junto con sus 3 hijos, alrededor de 1932, en Grote Werf 15, Marken.

Los colores eran típicos de las casa de la zona.


Fue un día inolvidable y en la mejor compañía posible! Seguro regresaremos en alguna otra ocasión.

Existe un hermoso libro holandés, que describe muy bien el cúmulo de emociones, recuerdos y vivencias que uno puede sentir al tener que despedirse para siempre de un animalito al que se se ha amado mucho, está escrito de una manera amena, sin dramatismo, con alegría, nostalgia y respeto por el duelo y las diversas maneras de vivirlo, pues en este país el cuidado a los animales, ya sean de compañía o en general, es muy valorado y existe una gran comprensión y atención a la naturaleza.



Así, mi Iris vivirá por siempre en mis recuerdos y en mis sueños, pues al pensar en ella sólo sonrío y siento una enorme dicha de haber tenido la oportunidad de quererla tanto y de gozar de su cariño y compañía durante 13 años y ahora esa muñequita ocupa un sitio privilegiado en mi colección.



Esta foto suya fue realizada por una fotógrafa profesional en abril de 2018 y me encanta!


















10 comentarios:

  1. Muy lindas las dos!
    Iris (la peludita) seguro vivió muy feliz junto ti, tan querida y mimada. Ahora quedan los recuerdos, tantísimos, ¿verdad?.
    Yo misma sé lo que es tener que despedir a un miembro de la familia (gatos, en mi caso) así que puedo imaginar la mezcla de nostalgia y alegría, tristeza y consuelo, al ver sus fotos o revivir recuerdos.
    En cuanto a la muñequita Pérez, la descubrí recientemente. ¿Es cierto que viene a ser como la re-edición de la hermanita gemela antigua?
    Es riquísima y luce maravillosamente las prendas de punto que le confeccionas.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Bienvenida de nuevo.
      Muchas gracias! Sí, la pérdida de una mascota es más bien, la despedida de un miembro muy especial de una familia, pues por lo general, las mascotas son fuente inagotable de alegrías, ternura y buenos momentos.
      Los nuevos gemelitos Pérez, Julio y Julieta, que ahora sí ya recibieron un nombre, a diferencia de los que se fabricaron en la primera etapa de la fábrica Pérez mexicana, son de elaboración reciente, existen desde 2017 y sus creadoras me hicieron un enorme honor, pues decidieron ponerle Julieta en referencia a mí, que no trabajo para ellos ni nada, sino en reconocimiento a la labor que he hecho mediante este blog para dar a conocer fuera de México a la Juanita Pérez! Cuando me lo dijeron al verla en la fábrica, hace 2 años, no podía creerlo! Fue maravilloso! Y claro, me siento sumamente honrada y agradecida, pues el fin de este blog sólo ha sido compartir mi pasión por mis muñecas y mis aventuras con las mismas! Y que ahora mucha gente en otros países conozcan a las muñecas Pérez mexicanas gracias al mismo y a otras coleccionistas, pues ha sido increíble.
      Te mando besos.

      Eliminar
    2. Ohhh, tremendo honor! Una muñeca tan linda y con tanta historia recibiendo tu nombre. Creo que no soy capaz de imaginarme la emoción, por muy imaginativa que soy ;-)
      Felicidades!!

      Eliminar
    3. Gracias mil! Sí, fue un honor inmenso y aún no salgo de mi asombro y claro, estaré siempre muy agradecida con los fabricantes. Te mando besos.

      Eliminar
  2. Hola Julieta, tu querida Iris está absolutamente preciosa en la foto en blanco y negro, parece que sonríe, y seguro que era así porque seguro que vivió muy feliz contigo.
    La muñequita que comparte su nombre es adorable, me encantaron esa parejita de la familia Pérez desde que los conocí.
    Me encanta volver a verte en el blog, ya sabes que me encanta este espacio y espero que sigamos viéndonos por aquí mucho tiempo más.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Ilona, sí, mi Iris "sonreía"mucho pues era muy alegre y juguetona, además de que fue mucho muy querida y cuidada.

      Los Gemelos Pérez, Julio y Julieta, son encantadoras y estoy feliz de tenerlos ahora en mi colección! Los trato de consentir lo más que puedo, pero claro, tampoco se trata de descuidar a las demás muñecas, je je!

      Claro que seguiré por aquí y espero que sea mucho tiempo más!
      Te mando besitos.

      Eliminar
  3. Hola Julieta !! pero que bonita está Iris en las fotos, Es una Cocker Spaniel preciosa. Y por la descripción que haces de ella está claro que fue-es una compañera de vida maravillosa. Que misterio será el de estos peluditos de cuatro patas compañeros de camino, tanto amor incondicional que acaban siendo parte nuestra para siempre ¡Y siempre es siempre!! :) ... en finsss.
    Ese liblo al que te refieres tiene muy buena pinta, habrá que buscarlo.
    Tu muñequita iris es una monada, y realmente es igualita a Iris versión perro, juasjuasjuas, ¡me chifla! La ropita que le tejiste para el paseo le sienta fenomenal, va muy alegre y el sitio se ve muy bonito , No me extraña que estuvieras tan a gusto.
    Por cierto ¡Feliz cumpleaños, amiga!! Que cumplas muchos más y que seas muy muy feliz siempre. Un abrazote enorme
    Bueno, como dices tú " Apachuchos" :D ¡me encanta esa palabra
    MUACKS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querida Itzi por tan bonito comentario, como siempre, lleno de alegría y emoción! Me encanta leerte! Y claro, que visites mi blog más! Je je!
      Sí, mi Iris siempre, siempre vivirá conmigo en mi corazón, de hecho, tengo una foto suya en mi sala, es la única foto que tengo en ese espacio y otra en mi cuarto, así la veo a cada rato y otra en mi llavero!
      El libro no ha sido traducido a ningún idioma, ya que lo escribió una periodista holandesa y sólo entrevistó a personalidades y artistas conocidos en este país, en fin, es muy bonito y me ayuda a comprender más mi propio proceso de duelo, que curiosamente, aunque la extraño mucho, cada vez que pienso en ella, sonrío, así que me la paso sonriendo todo el día!
      Cuando vi el estambre lleno de colorido de inmediato pensé, ese es para Iris (de vinilo) y le sentó muy bien!
      Te agradezco mucho tus felicitaciones, espero llegar a las edades avanzadas que mi papá biológico y el bonus alcanzaron y siempre creativos, al igual quiero hacerlo yo!
      Temando muchos apapachos y la palabra que unas amigas mexicanas coleccionistas y yo inventamos: amapuchos, ja ja ja ja!

      Eliminar
  4. Qué bonita tu mascota, seguro que ha sido muy especial para tí y aunque siempre es triste cuando se van, siempre están de alguna manera, no se olvidan. Es un bonito detalle que ésta preciosa niña lleve su nombre.
    El conjunto del gorrito tan colorido me encanta.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias de corazón por tus palabra. En realidad, me entristece que ya no esté, pero la quise y quiero tanto que creo que siempre estará presente en mi corazón y bueno, la muñequita me hace sonreír más al verla pues la tengo en un lugar que es lo primero que veo al entrar en casa, es como cuando mi peludita me recibía!
      Te mando besos también.

      Eliminar