9/11/09

Mexicanos en Holanda: Día de muertos 2009







La reunión para celebrar el Día de muertos entre la comunidad mexicana residente en Holanda, fue todo un éxito, pues a pesar de que la intensa lluvia que no cesó para nada, varios coterráneos nos reunimos en un centro cultural en Rotterdam, para disfrutar de la preciosa música de guitarra, escuchar las explicaciones en inglés, español y holandés, para todos aquellos europeos que nos acompañaron en esa ocasión, admirar el colorido y la fantasía de la ofrenda y deleitarnos con las hermosas palabras de los poetas iberoamericanos Federico García Lorca, Octavio Paz y José Gorostiza.
  • Primera foto: J. M. Springer, agregado cultural de nuestra nación en este país, nos dedica algunas palabras de bienvenida y habla sobre la tradición prehispánica cuya mezcla con la tradición católica, ha generado esta hermosísima celebración mestiza, llena de colorido, creatividad y encanto.
  • Segunda foto: El recital de guitarra a cargo del amable mexicano residente en Bélgica, Raúl Zambrano, cuyo saber de musicología y su maravillosa ejecución nos permitió recordar los acordes de melodías tan entrañables como "La máquina", "La llorona", "La bruja" y "La lloroncita", entre muchas otras y nos transportó a todos a los estados mexicanos de Veracruz, Oaxaca y la región de la Huasteca. Por ello, esta breve imagen de una pícara Catrina adornando un piano de media cola, tan semejante al que utiliza casi a diario mi papá 2, el director de orquesta, cuando estudia con dedicación y pasión las obras que dirigirá y cuya vista al llegar me emocionó mucho, sin que sea necesaria ninguna explicación más.
  • Tercera y cuarta fotos: Reproducción de los grabados del incomparable grabador y crítico de la política previa a la Revolución de mi país de origen (de 1910 a 1921), José Guadalupe Posada (1852 - 1913). En esta ocasión, la ofrenda erigida el 1 de noviembre, se dedicó a este gran artista, se escuchó un breve análisis sobre la importancia y las características de sus imágenes y se pudo ver una pequeña, pero significativa muestra de las mismas.

En todo momento, la nostalgia, la alegría, el recuerdo de los seres queridos permeó nuestra velada y al final, recibimos una linda sopresa para los presentes: podíamos llevarnos a casa lo que quisiésemos!

Así, con nuestra carga de calaveritas de amaranto, adornitos de comida mexicana hechos de azúcar y un par de pequeños panes de muertos con ajonjolí, volvimos a casa, a poner nuestra ofrenda y recibir en nuestros corazones al pequeño Ángel Isaac, inivitado especial y que por las noches brilla cual hermosa estrella.

2 comentarios:

  1. Hola
    siempre es para mi una gran emocion saber que en otros paises se promueve nuestras tradiciones, deseo la hayas pasado muy bien en la velada. Aca en mexico no falto en mi casa la ofreda de pan, arroz de leche y calabaza en dulce.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Any,
    Gracias por tus palabras.
    Yo estoy total y absolutamente de acuerdo contigo, es siempre importante conservar las tradiciones bellas y difundirlas, tarea que nos toca a quienes estamos lejos de nuestro querido México.
    Me cuentas de la ofrenda con arroz con leche, mmmmhhhh, yo no soy experta en la cocina, así una delicia así es algo increíble, mmmmhhhhh!
    Calabaza en tacha? Mhhhhhh y más antojo me das, claro, tendré que ir a México en algún noviembre, de plano, porque aquí es tan difícil conseguir todo eso, en fin...
    Te mando besos y hasta la próxima visita, ya sabes, esta es tu casa.

    ResponderEliminar