3/9/10

A Germán Dehesa: adiós querido maestro!


Acabo de enterarme de que un muy querido y admirado maestro mío y de muchos mexicanos, ha partido definitivamente, el entrañable periodista, editor, dramaturgo, promotor de la cultura y amante de las letras, Germán Dehesa.

Él fue siempre crítico de la cultura y del momento que le toco vivir, asimismo, nos enseñó a través de sus obras de teatro, pastorelas, columnas, entrevistas y programas radiofónicos a ver a México y al mundo con distintos matices.

Querido maestro, cuando Achar partió, con sinceridad y cariño me enviaste un mail en respuesta al que yo te mandase desde 10,000 kms. de distancia y ese gesto humilde hacia una de tus tantas ex-alumnas y continúa admiradora, me emociona aún hoy, gracias. Gracias por todo.

Repito algunas de sus frases más célebres y que a la vez de hacernos sonreír, nos permiten reflexionar:

1. "Hoy toca".

2. "Los hechos que obligan a definirse son los que cuentan".

3. "No opto ni por literatura ni por la vida, sino trato de ir y venir de la literatura a la vida, de hacerme mejor lector en la medida en que vivo mejor y vivo más, y de hacerme mejor vividor en la medida en que la lectura ilumina mi vida".

4. "Si yo no alcanzo la gloria, me conformo con una glorieta".

5. "Vida nada te debo, vida estamos en fax".

6. "Agarren lo que se pueda y traten de portarse bien, pues de otro modo perderán lo poquito que hayan pepenado".

7. "Pretender escribir en domingo con cierta sensatez y hasta profundidad es un acto que no está al alcance de los humanos".

8. A raíz de los atentados ocurridos el 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, Dehesa comentó: "Es el fin de un mundo. No del mundo, sólo de un mundo".

9. En su última columna, Germán Dehesa comentó: "Tengo cáncer, pero hasta ahora la enfermedad no me ha producido ningún dolor insoportable. Trato de vivir sobre las puntitas de los pies, pues en mis delirios imagino que si casi no hago ruido, la enfermedad no se va a percatar de mi presencia y me permita colarme a la vida que es a donde me gusta estar".

También agregó: "No me estoy despidiendo. Yo espero que falte mucho como para que ocurra algo tan ingrato".


Anexo un artículo electrónico que resumen muy bien su labor y su influencia:


"Dehesa, un ángel crítico, amoroso y literario

Agencia Reforma

MÉXICO, DF — Cuando recibió el Premio Internacional de Periodismo Don Quijote, Germán Dehesa dijo que para escribir sus artículos miraba dos mundos: el de la calle y el literario...

Esa visión diferente lo hizo un maestro del lenguaje, de la crítica aguda con buen humor.

"Como yo soy por un lado de extracción universitaria, estudiante de letras, y por otro, de extracción totalmente chancla, pensaba: ¿cómo haré yo para que se cree un mundo verbal, que resulte muy lleno de luces, divertido, intenso, como debe ser nuestro idioma, que lo tienen muy opaco, pero es un idioma brillantísimo?", expresó a REFORMA en febrero de 2008, luego de recibir el Don Quijote.

El dominio de la palabra y el diálogo lo desarrolló desde niño, pues contaba que le platicaba a su hermano mayor, Ángel —enfermo de parálisis cerebral—, historias de lo que veía en la calle y de lo que descubría en el mundo de los libros.

Esta práctica que realizó durante más de 20 años, la convirtió en un don. Así, Dehesa pudo aprender a imaginar "desde el otro", suponer lo que pensaba, ya que la comunicación con su hermano, las respuestas a sus narraciones se daban sólo mediante apretones de manos.

Germán Dehesa Violante nació en la Ciudad de México el 1 de julio de 1944, en la zona de Tacubaya; como él diría, muy cerca del Molino del Rey.

Gran parte de su infancia y juventud la pasó caminando por la Colonia Del Valle donde hizo sus estudios de bachillerato en el Centro Universitario México, de los maristas.

Más tarde, ingresó a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) donde estudió las carreras de Ingeniería Química y Letras Hispánicas.

En la Facultad de Filosofía y Letras fue profesor y catedrático por más de 40 años.

El autor de los libros como Adiós a las trampas, Cuestión de amor y Fallaste corazónera un amante de la lectura y su ferviente promotor.

Relataba que cuando dio clases de literatura en bachillerato no pasaba asistencia a sus alumnos, sólo les presentaba una lista de obras a leer en el curso y cuando terminaban un título debían acudir al aula a comentárselo.

Los jóvenes hacían fila para entrar al salón.

Fue editorialista de los periódicos Novedades, El Financiero; así como de Reforma, Mural y El Norte, del Grupo REFORMA.

En su columna Gaceta del Ángel —en honor a su hermano— decía que seguía conversando con él.

Allí criticó lo mismo a la vida capitalina que a las autoridades; los acontecimientos nacionales y la clase política. Ejerció plenamente su convicción de que el periodista es un intermediario entre el poder y la sociedad.

Ante la ineficacia de las autoridades para aclarar la desaparición y muerte de las mujeres de Juárez creó el espacio “¿Qué tal durmió?” al que después sumó críticas al desempeño del ex gobernador del Estado de México, Arturo Montiel.

A través de sus colaboraciones también dejó conocer a sus lectores más de Germán Dehesa como ser humano, ya que compartió sus aventuras como padre de cuatro hijos, sus desafíos para educar al más pequeño, El Bucles; así como la experiencia de sus matrimonios.

Y sumó al léxico de todos sus seguidores expresiones como el “Dibodobadito” y "Hoy toca".

Además, los hizo partícipes de su amor por el equipo de futbol Pumas.

En 2008, recibió el Premio Internacional de Periodismo Don Quijote por su artículo “¡Ah qué tiempos!” publicado en la Gaceta del Ángel.

El jurado del premio convocado por la agencia EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) resaltó la "síntesis brillante entre el idioma español y el habla popular" que reflejaba Dehesa en su trabajo periodístico.

En él, consideraron, incluía la "combinación imaginativa de las palabras que demuestra plasticidad, vitalidad y riqueza de la lengua de Cervantes".

El también autor de ¿Cómo nos arreglamos? Prontuario de la corrupción de México yLas nuevas aventuras de El Principito, se convirtió en el primer mexicano en recibir este premio, de manos del rey Juan Carlos de España.

Dehesa Violante fue además solidario con diversas causas sociales. Hizo del Tequio —trabajo social que según los indígenas había que cumplir después de terminar tus tareas personales— una práctica cotidiana.

Y es que lo mismo promovía actividades culturales y literarias que campañas para recaudar cobijas en pro de las familias pobres o llamaba a apoyar esfuerzo de jóvenes con Síndrome de Down.

Fue un comentarista destacado en la radio y la televisión mexicana, donde condujo programas como el Ángel de la noche.

Además, fue un promotor cultural y en su café teatro Planta de Luz abrió oportunidades a diversos artistas a lo largo de 16 años.

El pasado 11 de agosto el escritor y autor de diversas obras de teatro como Tapadeus III, El gabinete de Belem, Borges con Música fue reconocido como Ciudadano Distinguido por el gobierno del Distrito Federal, en el Teatro de la Ciudad.

Allí expresó sentirse altamente satisfecho por lo que la Ciudad de México le dio en su vida: "comer rico, visitar los restaurantes del Centro Histórico y poder transitar por sus calles".

El jefe de gobierno Marcelo Ebrard agradeció su trabajo, sus críticas y sus "irreverencias".

"Gracias por todo lo que haces, lo que has hecho y, sobre todo, por lo que vas a hacer por nuestra Ciudad", dijo.

Quince días después al autonombrado Charro Negro reveló en su Gaceta que padecía cáncer, pero también expresó su gran amor por la vida.

La UNAM y sus familiares le habían preparado para hoy un reconocimiento en el Teatro Juan Ruiz de Alarcón, con música, poesía y el buen humor que siempre lo caracterizó.

Sin embargo, su enfermedad se apresuró e hizo que el escritor, dramaturgo y periodista partiera ayer, mientras se encontraba rodeado de su familia en su casa de piedra y flores".

4 comentarios:

  1. Bueno Julieta...He leído con autentica avidez esta entrada, la verdad es que desconoci a este hombre, pero lo siento muchisimo, sobre todo por el grandisimo hueco que va a dejar. ¡¡ Me ha encantado su vida, sus expresiones, su compromiso con las causas justas...
    Te envío un abrazo gordisisisismo.
    No he tenido tiempo la semana pasada para leer tus entradas , así que me voy a poner al día.
    Besazos

    ResponderEliminar
  2. Hola Itzi,
    Tus palabras me conmueven y me alientan...
    Gracias.
    Ojalá algún día tengas la oportunidad de leer algunos de sus escritos, son sencillamente maravillosos, elaborados con suma alegría, optimismo, crítica mordaz, inteligencia y brillantez.
    Fue un honor ser su alumna y después su admiradora...
    México necesita gente así, por lo tanto, corresponde seguir su ejemplo con las buenas causas y la crítica constructiva.
    Te mando un abrazototote o como diríamos en México, un "apapacho".

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Hola Luis,
      No lo siento, no tengo cuenta en Twitter. Saludos cordiales.

      Eliminar