26/10/09

Dos momentos....









Este fin de semana han ocurrido dos acontecimientos distintos, pero que me atañen en profunidad.

Uno:
  • 1. La Universidad Nacional Autónoma de México, la más antigua de América Latina, generadora del 50% de la investigación en ciencias y en humanidades del continente arriba mencionado y una de las más extensas del mundo, además de contar con más de 300, 000 alumnos, desde nivel bachillerato hasta post doctorado, ha recibido un reconocimiento más y de gran importancia en el mundo hispanoamericano, el Premio Príncipe de Asturias de Humanidades y Comunicación.
  • Esta universidad pública cuenta con todas las tendencias sociales, políticas y culturales mexicanas y es el reflejo claro de todo un país, compuesto por 100 millones de personas, con más de 50 lenguas indígenas y más de 3,000 años de historia y cultura.
  • Mi querida UNAM, gracias por haberme formado como científica y humanista, pues en ella estudié psicología, alemán, francés, inglés, programas de computación y divulgación de la ciencia, en su museo de ciencia trabajé, me formé como conferencista, conocí a grandes amistades, asistí a clases en las facultades de Psicología, Medicina y Filosofía y Letras, fui visitante muy asidua a sus salas cinematográficas, a sus teatros y en uno de ellos dejé de ser bailarina de ballet...

  • Mis padres han sido profesores, directores y creadores en sus centros de arte y ahora dos de mis hermanos se encuentran trabajando en la misma.
  • Desde este pequeño rincón, te agradezco que nos das todo tu acervo y tu creación a quienes libremente accedemos como estudiantes, trabajadores, paseantes y visitantes, pues no cuesta casi nada estudiar en tus aulas y tus centros de ciencias y los de artes, tus bibliotecas y hemerotecas, tu radiodifusora y tu televisión están abierta para todos.
Dos:
  • 2. La travesía del R.M.S. Titanic de la White Star Line ha llegado a su final definitivo, puesto que las cenizas de su última superviviente, una dulce inglesa que al suceder la tragedia hace muchas décadas era apenas una bebita de brazos, han sido esparcidas en Southampton...
  • El ciclo se cierra y pasa a la memoria colectiva de todos aquellos que de alguna u otra manera nos interesamos en esa tragedia histórica marítima.

2 comentarios:

  1. Hola Julieta,
    Encontré tu blog por casualidad y me da tanto gusto encontrar algo nuevo y refrescante. Gracias por mostrar noticias de nuestra hermosa UNAM y también gracias por no olvidarte de nuestro México querido.
    Yo vivo en USA. pero soy de Jalisco. Qué ignorante de mí, pero no conocía a Juanita!
    Ya me anoté como tu seguidora para seguirte visitando. Y vives en Holanda, wow ha de ser hermoso por allá.
    Saludos y Abrazos!!!!!
    Chela, airesdeayer.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida, Chela,
    Qué gusto leer un comentario tan lindo de parte de otra mexicana más allá de nuestras fronteras.

    La UNAM está presente en mi vida desde muy pequeña, pues mis padres han trabajo en muchas ocasiones en tal institución educativa y cultural, además, yo cursé varios estudios en ella y sé muy bien cual es su valor, inmenso, a pesar de que tambié adopto una postura crítica y reconozco sus problemas.

    Nací en México y lo llevo en mi corazón, además, mi esposo, también residente en este país de tulipanes, es mexicano y también del DF y también ex-alumno de la UNAM, así que nuestro país está presente en nuestra cotidianidad, sin importar el sitio geográfico en que nos encontremos.
    No obstante, siempre he sido una ciudadana universal, me encantan casi todas las culturas y casi todas las naciones, aunque tengo mis preferidas, claro está, entre las cuales, Canadá y en especial la provincia de Québec tienen un lugar muy especial en mis afectos.

    Me gusta vivir en Holanda y ya tengo 7 años y medio residiento en esta nación, me gusta el idioma, el clima y gran parte de su cultura, aunque no coincido en todo con su sociedad... aquí también hay racismo y problemas sociales serios de intolerancia a distintos grupos de inmigrantes, aunque claro, por suerte, los mexicanos siempre somos recibidos con los brazos abiertos y estoy contenta de encontrarme aquí.

    Gracias por ser una nueva seguidora mía y regresa cuando quieras, mi Juanita, que sólo se vendió en el sur de la Ciudad de México de los 60 a los 90 y ahora en El Palacio de Hierro, su nueva versión, también en el DF. pues te esperan con la alegría inmensa de hablar sobre México con gente de ahí. Yo iré a conocer tu blog de inmediato, que por cierto, tiene un nombre precioso!

    Montones de besos y te esperamos para que veas las festividades que la semana próxima llevaremos a cabo.

    ResponderEliminar